Loading...
Home 2017-10-27T19:57:03+00:00

Dentro de una empresa, hay que darle a cada departamento la importancia que merece. El departamento de post-venta es uno de los más importantes, por lo que si quieres lograr una satisfacción plena en el cliente, deberás reforzarlo hasta donde puedas. En este artículo os explicaré porqué es tan importante el servicio post-venta

La venta no termina con el pago

Cuidado a cómo acotamos el término “venta”. Muchos empresarios creen que la venta termina cuando se procede al pago, ya que el envío corresponde a la agencia de transporte. Esta creencia es un error grave que nos puede costar más de un disgusto.

Los productos tienen un ciclo de vida, en ese ciclo pueden aparecer problemas o complicaciones que dificulten el disfrute del producto. En este caso, nos referimos a un producto defectuoso, con taras o que ha dejado de funcionar adecuadamente. Es aquí donde el cliente necesita tranquilidad, comprensión y sentirse respaldado.

El servicio de post-venta se encarga de la tramitación de garantías, de las reparaciones, de la resolución de conflictos; en definitiva, de lograr que la satisfacción del cliente no se vea perjudicada por el mal funcionamiento del producto que compró.

Una buena forma de resolver este conflicto sería: ofreciendo el reembolso de la compra, entregándolo el mismo producto nuevo, arreglando el producto, ofreciendo una tarjeta con la cantidad de la compra a gastar en la tienda, etc.

Debes resolver problemas que no te incumben

Hablamos de resolver problemas de los que no eres responsable y, aun así, el cliente ve frustrada su satisfacción. Un ejemplo sería la no recepción del producto que ha comprado por culpa de una negligencia de la agencia de transporte. Al fin y al cabo, tú confías en una agencia de transporte para enviar tus productos a los clientes, un servicio, el cual, paga el cliente.

Aquí hay dos formas de actuar:

  1. Atiendes al cliente perjudicado y le dices que se ponga en contacto con la agencia de transporte porque no es responsabilidad de la tienda, sino de la empresa contratada para el envío.
  2. Atiendes al cliente y le informas de que os pondréis en contacto con la agencia de transporte, liberando al cliente de las posibles molestias que pueda causar el tener que ponerse en contacto con la otra empresa y malgastar el tiempo.

Cuando ocurren estas cosas, lo mejor es darle un toque a la empresa de transporte para que no vuelva a ocurrir, ya que la perjudicada en todo esto es tu propia tienda y la confianza que depositan los compradores en ti.

Marcar la diferencia

No todas las empresas consiguen ofrecer un buen servicio de post-venta. En este sentido, tienes la oportunidad de dar un golpe en la mesa y de acaparar más clientes, ya que tu servicio post-venta es inigualable y no tiene rival. Esto es muy valorado por el cliente, estando dispuesto a pagar un precio más alto sólo por el trato recibido.

Esta política la ha llevado a cabo, durante muchísimos años, El Corte Inglés. Nunca ha tenido ofertas suculentas, ni precios demoledores, pero era de las pocas empresas de la época en las que, si comprabas algo y no funcionaba, ibas a la tienda y te daban otro producto completamente nuevo. Apple hace algo parecido.

Por tanto, si quieres marcar la diferencia, aquí tienes un motivo más por el que darle a tu servicio post-venta la importancia que se merece. No dudes en invertir dinero en este departamento, ya que no se considera un gasto, sino una inversión para el futuro.